dijous, 31 de desembre de 2009

1 7 21 19

Queria encontrar una forma menos fría que un sms para desearte un buen año ahora que no estás por aqui. No te considero parte del 2009 casi, aunque has hecho que las últimas semanas mejoraran en un setentaporciento. Pero espero considerarte parte del 2010 en una parte bastante grande.
Aunque parezca extraño has entendido la mayoria de paranoias y cosas estúpidas que me pasan por la cabeza sin preguntar, solo con una palabra, o un conjunto de palabras que aparentemente no tienen sentido. Me has hecho ver, que aunque todo sea un caos, hay una punta de normalidad en todo. Agradezco que no me mataras después de soltar la toneria del metrotren, y he de admitir, que la noche de antes de verte casi no dormí.
Pero que bueno, que una manera menos fría que esta sería quizá abrazarte o algo así:)

0

Que te felicite el año nuevo la persona que amas, aunque no sea la que todo el mundo cree. No tiene precio

-0(0,65) Like I´ve never seen the sky before



















Hoy me he levantado en extasi, con ganas de comerme el mundo. No he hecho nada para que fuera el dia más alucinante de mi vida, y de hecho, aqui me encuentro, delante de una pantalla, a punto para salir. Pero me ha gustado mi dia de hoy, no tiene nada de diferente a los demás días, pero me gusta, igual, que al fin y al cabo, me gusta mi vida.

Moraleja: --0,66

dimecres, 30 de desembre de 2009

-1. He caído sin querelo en tu gravedad.




















Hoy he soñado que el roce de tus manos, de manera incomoda para mi a la vez que sorprendente para los demás, me elevaba muy alto, y luego solo venía el miedo. Y al levantarme, he estado pensando, si quizá estaría bien solo dejar la mano muerta, allí, como quien no quiere la cosa. Sí, mi mano rígida y tu mano llena de miedos. Estaría bien.


Hoy he ido allí donde veo que lo nuevo esta en filas, y lo viejo está en un absoluto caos donde no se puede distinguir. Hoy he ido al supermercado a comprar un regalo de cumpleaños tardío. Hoy he hecho el camino más extraño de mi vida. Y al salir de mi lugar, escuchando una canción sín sentido, antes de poner un pie en el mundo he pensado "¿y por qué no? ¿por qué tienes miedo?

dimarts, 29 de desembre de 2009

-2 ¿Todavía tienes frío? Bueno, cierra los ojos un minuto que te llevo a un lugar.
























1. El desierto en el que no me perdí.

(...)

10. El contacto de las pieles, las manos perdidas que se encuentran y se apartan de golpe. La incomodidad comoda.

dilluns, 28 de desembre de 2009

-3.Quisiera que ya fuese mañana, Y saber, si me besaste.
























Y estoy a tres segundos de rozarme,con tu mano. Pero no debo, no puedo, ni se ya, lo que quiero. Continuamente, un dia, y otro, y el tiempo pasa, y aún no sé que hacer. Porque aunque parezca extraño Tú no sabes que tanto te quiero yo a mi lado, y al final de la canción, parece que ya nada vaya conmigo, porqué nunca has sido mio. Ahora dime si estás conmigo o contramí, dime si sientes lo mismo.

Y cuando te veo, y me voy a la cama my stomach is sick, and it's all in my head pero no puedo evitar esas estúpidas cosquillas que recorren parte de mi interior and it's killing me. Las horas pasan, el reloj corre, pero las cosquillas siguen y recuerdo all the small things, todos esos pequeños gestos que vienen de ti, tu sonrisa, tus manos, tu pelo. Y no puedo parar de pensar en que pasaria si... en como hubiera sido si todo hubiera ido de otra manera. Y pienso Intoxicate me now! Pero las horas siguen, y sigo con el recuerdo del helado de vainilla y chocolate mientras todos iban bebidos. Y vuelvo a ser yo in the corner, in the spotlight y voy cayendo lentamente abajo. SILENT . Me has hecho ver la vida de otra manera, pero no quiero decir something stupid like i love you.

diumenge, 27 de desembre de 2009

-4 se quito la ropa, sueña con despertar .

























De las pequeñas cosas que me han mantenido a flote, la más grande has sido tu, con tu minúscula sonrísa y tus grandes abrazos.

divendres, 25 de desembre de 2009

-5. Hoy voy a decirlo: ¡cómo me amo!

















Ahora cada día los sueños son más bonitos, he conseguido que ya no salgas en ellos en modo de susto para hacerme ver lo que realmente quiero. No quiero decir que no sea bonito soñar contigo, pero cuando sueño (soñaba) contigo los sueños eran mejor que la realidad y eso lo hacía cambiar todo, o darme una vuelta de 360º para acabarme de desorientar. Ahora cuando sales, ya no me asustas, porque sé que soy más fuerte que tu, aunque quieras aparentar lo contrario, aunque te creas el macho alfa. El caso es que hace tres noches soñé otra vez contigo, y fue la primera vez que salias en un sueño y no era para joderme los planes de la realidad. Ahora puedo decir con seguridad que Después de estudiar con cuidado este caso ejerciendo a la vez de fiscal y abogado, de juez imparcial, sentencio lo nuestro, diciendo que el fallo más grande pasó por guardar solamente los días más gratos y olvidar los demás. Porque el tiempo me ha hecho ver, que no eras tan bueno en la realidad como en mi cabeza. Aunque me jode haber sido yo quien haya roto el jodido hielo.

Sé que este verano, la pregunta más repetida en mi cabeza fue
¿A que no sabes donde he vuelto hoy? Y no podía parar de repetirme que no es donde solíamos gritar, pero si donde me empecé a perder. Y en forma masoquista no podía parar de volver allí donde nunca grité para desintoxicarme, y no podía parar de tirar bolas de arena al horizonte para ver si así se rompía mi absurda obsesión.

Pero bueno, aunque cada mañana me levanté magnetizada, ahora sé que no soy la niña inmantada. Y aunque las noches sean eternas siempre puedo pensar que algun día pueden llegar a ser reversibles.


PD1: Gracies per la foto Eder.
PD2: Alba, no sóc fan de JohnBoy:3

dijous, 24 de desembre de 2009

-6. Lo que no nos mata, nos hace más fuerte.



















Empecé el año vomitando y lo continué con Tiziano Ferro. No puedo decir que haya sido el mejor año de mi vida, simplemente ha sido un año de esos que están allí para rellenar, un año, que lo único que ha hecho ha sido hacerme fuerte.

Mil gracias a mi amor platónico numero 1ó2, no lo sé exactamente. Sin tí, no hubiera visto la luz seguramente. Gracias por enseñarme que
se salva solo quien sabe volar muy bien, y bueno, parece que con el tiempo uno aprende a volar y a aterrizar, o a volar a dos centímetros sobre la tierra, y eso, al fin y al cabo es más que suficiente.

Me encantó apender contigo que
La notte fonda e la luna piena , ci offrivano da dono solo l'atmosfera, porqué gracias a eso, entendí que muchas cosas están sobrevaloradas y aunque a veces Un po' mi manca l'aria che tirava o semplicemente la tua bianca schiena, estar sola está muy bien porqué ser libre es genial y a veces tenemos muchos conceptos sobrevalorados.

Aunque he de decir que la época de
Alfabeto degli amanti no estubo mal, ahora estoy en paz y mejor, o quizá no, pero me gusto ahora. Aunque ya no pueda decir Ti amo, a veces aún te hecho de menos, soy así de simpática.

El paseo por el desierto fue bonito, aunque ya no fue de mano de Tiziano, sinó de la canción número 83. Aunque en medio del desierto hubiera un perfecto Oasis que obviamente tube que destruir, claro, no podía estarme quieta, demasiado para mi.

Me jode tener un vacío durante algunos meses, y me jode no acordarme de muchas cosas que debería acordarme, no sé como he tenido tal facilidad para resetearme.

Ahora porfavor, dame un artista con un CD nuevo y canciones alegres.



















Y tu piel es blanca como esta mañana de enero demasiado hermosa como para ir a trabajar. Sin pestañear hablamos con el jefe un cuento chino y, como niños, nos volvemos a acostar. Se supone que debía ser fácil ¿Tienes frío? Pero a veces lo hago un poco difícil. Perdón. Suerte que tú ríes y no te enfadas porque eres más lista y menos egoísta que yo ¿Todavía tienes frío? Bueno, cierra los ojos un minuto que te llevo a un lugar.


Enero en la playa.

dimarts, 22 de desembre de 2009
























La Navidad está bien. El frío, las luces, los regalos, el consumismo, las interminables comidas.

diumenge, 20 de desembre de 2009



















Nunca he podido mirar a la gente a los ojos, pero la verdad, es que cada vez lo disimulo mejor. Nunca he podido mantener un momento romántico por ese mismo motivo durante más de cinco minutos, porque la risa puede conmigo. Pero bueno, siempre puedes mirar en ese punto que no es ni ojo, ni es nariz, ni tampoco es frente, donde jodidamente te tienes que sacar los pelillos de las cejas que no quieres que sean cejas.

Pero bueno.

dissabte, 19 de desembre de 2009
























Me sorprendí pensando en nada. La lluvia, acaricia mi piel. Mi piel, agarra fuertemente el paraguas. Mi boca, sabe a sueños de menta. Mis orejas, escuchan la perfecta sintonía de la naturaleza. En mi cabeza, millones de gotas, que resbalan en forma de ideas y precipitan en mis zapatos. Mi sombra ya no es negra, no tiene color. Pienso en ti, y el lo que fue, y en lo que no fue, y en lo que podría haber sido. Y de golpe desvaneció.

Pienso en lodo, en mis peces rozando mis dedos. Me viene a la cabeza el tacto de la arena en el cuerpo, y como un acto reflejo tengo la imagen de un alga rozandome el brazo. Pienso en el 2,25, y en su estúpida manera de cambiar. Siento como un alivio al ver que la primera imagen, aunque fuera falsa, pareciera bonita.

Aunque parezca raro aún pienso en el crucifijo, y en las pequeñas locuras. Y aunque parezca aún más raro, creo que tenía más cordura entonces que ahora.

Y de golpe el fuerte viento hace que me mueva dos metros. Y todo se va. Y puedes volver a empezar. Ya no hay lluvia y ahora empieza a sonar la música en tus orejas. Y me empiezo a ir..Y ya no vuelvo.

dimarts, 15 de desembre de 2009












Tan solo me quedaba el recuerdo de lo que habíamos sido un tiempo atrás. De el día que nos zambullimos en la playa, ese día en el que la razón pudo con mis sentimientos. Recuerdos de las largas paseadas por cualquier calle de nuestro pequeño mundo, recuerdos de centímetros de piel en mi boca, recuerdos de energias fluyendo, recuerdos de lo que yo vivía como amor.

dilluns, 14 de desembre de 2009












Comprendí, que no estaba lista. El momento más feliz de mi vida, a la vez que más devastador de todos. ¿Y ahora qué? Tiempo. Invierno, primavera, verano y otra vez otoño. Y ya se verá.

No dar nada, por no poder darlo todo.

diumenge, 13 de desembre de 2009















¿Por quién gritaba?
Lo sé y tú no
no preguntabas,
tú nunca, no.

Después de que el cansacio se haya apoderado de mí, puedo decir muchas cosas. El dolor de todo es compensable cuando sabes que es gracias a miles de pequeños momentos del día de antes.

La mañana amaneció con fuerza y sin cacaolat. Hacía frío y fuí al estanco. Cogí el teléfono y un cubo de agua fría cayó encima mio. ¡ZAS! Grité en silencio, pero no me sirvió de nada. Un señor con aspecto de yonki me sonríe, mientras le cuenta algo a su hijo. Pero como dice la canción
cada nube es un plan, se transforma al viajar, y eso ocurrió. Cada diez metros, habían nubes diferentes y miles de planes posibles.

¡La gran ciudad! Mi lugar favorito en el mundo. Un paso tras otro, unos ojos y una sonrisa nueva para mi memoria. Al rato una buena indigestión sin origen aparente ¿Cacaolat, picante, agua? Y te ves en el suelo, con las piernas que no te aguantan y las luces de Navidad encima tuyo. Recuerdas la vez que con las luces de Navidad empezó a nevar, o la vez que encendieron las luces de Navidad y creías que te miraban a tí. Vuelves a mirar hacía bajo y ves miles de personas arriba y abajo. Piensas en la multitud de finales alternativos que podría haber tenido esa tarde. Pero en el tren, consigues sorprenderte al ver una mujer vikinga.

Al llegar a casa, sin ganas de nada, saco el CD de mi bolso, y sin pensarlo dos veces lo pongo en el reproductor. No podría haber escogido un mejor momento, la verdad. Tranquilidad.

Y de golpe y porrazo, sin saber como pero si porque, me encuentro en un gran espiral de vagancia encima de mi cama abrazandóte mientras tengo ganas de llorar y pegarte a la vez. Escuchas mi organismo. Pum, pum, pum. Paz.
Y no pesa y se va. Somos nubes, no más.


dissabte, 12 de desembre de 2009

Tan fácil y tan simple y no sé expresarlo.















Tan sólo grita mi reloj,
hace bom, bom, bom, bom

Qué más decirte sin hablar.


Exactamente no sé que echo de menos.

dijous, 10 de desembre de 2009

se quitó la ropa sueña con despertar .



















Tu dedo bajaba lentamente por mi espalda, resiguiendo el perfil invisible de mi columna mientras mordías mi hombro. Mi pelo hacía atrás y la vista al cielo. Lo deseado, lo prohibido, lo anhelado.

La nada. Mirar al horizonte con el mar delante. Tranquilidad. Indiferencia. La calma rota por una ola que aunque es perfecta, te hace salir de golpe de la tranquilidad. Te ahogas en el agua y no te puedes levantar. ¿Un abrazo? Demasiado difícil. ¿Un beso? Sin ganas, para entretener la boca.

Suena el despertador y todo sigue igual. La tenue luz atraviesa mi habitación. De golpe es de día, y te das cuenta de que por mucho que el tiempo pase, los dedos pueden seguir bajando por la espalda y al día siguiente encontrarte de frente al mar.

El amanecer, el crepúsculo, las luces de la noche que te hacen sentir especial. Los cafés de media tarde, el sol entre tu pelo.

Y vuelves al principio, cuando las gotas de agua empiezan a deslizarse por el pelo y acaban en los pies.

dimecres, 9 de desembre de 2009

















M'agrada cantar quan torno cap a casa i no hi ha ningú pel carrer.
M'agrada cantar quan sóc a un lloc que no em coneix ningú i no importa si algú em sent.
M'entanten les teves petites asfixiadores abraçades.
M'encantes tu, i la teva manera de pujar-li l'autoestima a tothom.

dimarts, 8 de desembre de 2009




















Al vernos pasó como siempre. Bajaste enérgicamente del coche, como si no hiciera cuatro meses que no dabas señales de vida. Me diste dos besos, y me abrazaste, sin dejarme ir, como siempre. En paz me quedé, porque sabía que estabas bien, que seguias sonriendo, aunque cada vez menos.

Me devuelves el jersey, y lo primero que hago es olerlo, sin saber porque. Huele a cerrado, a humo, a mucha gente.Me recuerda a aquella tarde de lluvia de verano en la que nos perdimos entre miles de gotas de agua dentro del coche y te hice una limpieza a fondo de la guantera.

diumenge, 6 de desembre de 2009




















No quiero hablar del rincón de lo ganado o lo perdido. La evidencia de lo perdido, y no saber lo que has ganado. Dos años más, dos años menos. ¿Y ahora que? Felicidad, aunque quizá no en estado puro, pero mucha felicidad.


Seis de diciembre. Se dice pronto. El año pasado, en Sants. Hace dos años, en Ramblas. Perdí y gané. Perdí el norte y gane experiencia. Me doy cuenta que con el tiempo, somos más fuertes y a la vez más sensibles.

Creo que estoy igual que antes de empezar. Me siguen fascinando las mismas cosas. Soy más feliz de lo que me imaginaba hace medio año que sería. Mi primer puente sola. ¿Y qué? ¡Qué es genial! Felicidades, espero que lo hayas celebrado bien.

Les tardes d'estiu ballant sevillanes sense saber-ne eren guais.

dissabte, 5 de desembre de 2009

Las esposas se oxidaron.



















Entre libros, una caja. En la caja, las esposas. Oxidadas. Sin aire. ¿Cómo? ¿Gotas de sudor incrustadas?

Gané al monopoly.Gané dos morados en el pie. Perdí litros de agua. Perdí el sueño.

divendres, 4 de desembre de 2009

Aviones de papel.














Abrimos la ventana, y empezaron a planear. Esta mañana no podia parar de reír solo de recordar ese momento, solo de recordar que hacía dos años que no estaba en un estado tan desordenado en un espacio cerrado, solo de pensar, que hace dos años, todos los días eran así. Miles de bolas de papel que estrellaban contra vidrios, suelo y personas.

Mi pelo en estado puro, con el sol. De ese color raro entre rubio y pelirojo, cuando perfectamente sabes que es castaño.La seguridad, de que aguantarás la hora siguiente en clase. Y de golpe, descubrir que toca sala multimedia, y pensar "hoy me quedo", y en efecto, me quedé tomando el café.

La felicidad de no volver a ver a la infermera en una semana, la felicidad del puente, la felicidad de la huelga, la felicidad, la felicidad. Y ese bello recuerdo de los aviones en el sueño durante una semana, de los aviones planeando en el tejado. La felicidad de ver a la luna por la mañana y decidir ir andando, la felicidad del Sol en la Luna iluminando los edificios.


I close my eyes, only for a moment, and the moment's gone



dijous, 3 de desembre de 2009



















Justo después de pensar, que cuando se trataba de él no existian las casualidades, otra casualidad me golpeó. ¿Gracioso? Demasiado, cuando la casualidad me dijo lo mismo que yo pensaba. Siempre han dicho que las desgracias nunca vienen solas, y en su caso, es cierto.

Sigamos.

Factor determinante: la pasta de dientes. No me parece que sea una falta de sensibilidad, me pareze un acto totalmente humano. Factor determinante: un corte de pelo.


Retrocedamos.

Una pared negra. Un cristal transparente. Un sueño indefinido en un lapso corto de tiempo. Pesadillas que siguen en mi cabeza. Una tortura que de vez en cuando aparece sin saber porqué. Un complot. Una mentira. La realidad aparentando ser lo que no es.

Sigamos.

Una mañana de otoño. Gotas que no se sienten, pero se ven a contraluz. Frío, humedad. Me pica la espalda y no me llego. El bolso cae porqué la chaqueta es demasiado resbaladiza. ¿Sabes que? Que voy a retroceder otra vez.

Indiferencia. No poder ni querer recordar la mayoria de los momentos. Y de golpe. ¡ZAS! Todo el mundo en complot. Parece como que a estas alturas a todo el mundo le entre la melancolía menos a mí. Miedo. A su voz. A que de señales de vida. Asco. En dosis que un cuerpo no puede asimilar. No hay odio.Ahora ya no.

Sigamos.

Imágenes no reales que reflejan el momento. Puedo recordar las ganas de escupir que tube. Las ganas de golpear. El miedo a perder. Las ganas de pelear. La impotencia. Aquel asqueroso sudor. Pero ya no sé como es su olor. No recuerdo ningún momento que me hiciera especial. Miedo. A no poder ser rota nunca más.


SLIPS SUCKS.
PD: ni se te ocurra aparecer.

dimecres, 2 de desembre de 2009

Hay cosas que tienden al infinito, yo tiendo a la obsesión.















Fue la mañana más lenta de la história a decir verdad. No podía parar de idealizar las hojas del suelo que veria al salir por la puerta, no podia parar de idealizar lo perfecto que sería con el frío sujetar un café caliente mientras levantaba energicamente las hojas para que levitaran delante mío. Y cuando llegó la hora, no había hojas. El café era perfecto, como lo había imaginado¡Pero joder!¿Donde estaban las hojas? ¿Alguien se había levantado temprano para llevarse todas las hojas y tomarse un café en su casa? Cuando la cafeina hizo efecto todo fue en augmento, y lo primero el estrés. ¿Cuándo iba a hacer yo tanta faena? ¿Desde cuando el tiempo era gratis?

En dos semanas estaria en la luna. Quien dice en la luna, dice en Valencia, espero que el efecto fuera el mismo.

dimarts, 1 de desembre de 2009

Aquella mañana.




















Nunca había sido capaz de recordar un momento por un sabor. Me sabe a tranquilidad, me sabe a playa, me sabe a mi misma, me sabe a frío, me sabe a felicidad, me sabe a resaca.

Esa mañana me levanté solo despertarme. Las escasas horas que había dormido no habían sido suficientes, pero no podia seguir estirada, el mundo me daba vueltas y no había ningún botón para pararlo.Creo que fue la última vez que dormí abrazada a alguien. Me quité la ropa, me puse el bañador y mi rebeca. Abrí la nevera y cogí el último botellín, ese que me hace recordar estos momentos algunas mañanas.

No había nadie en la playa. Me senté en la orilla del mar, donde hacía unas horas solo había que agua. Nunca había visto cambiar la marea de una manera tan espeluznante, de hecho tenia miedo a encontrar evidencias en el suelo de la noche de antes. Pasaban los minutos y seguia sola, todo el mundo dormía menos yo y las olas que jugaban conmigo. Dejé el bañador en la orilla, y empezé a ser parte del universo, a sentir que la energia fluía, a notar los peces que pasaban entre mis piernas como si fueran agua, como si ahora el agua fuera yo. Pero la paz terminó. Llegó un joven. Me sonrió y practicamente actuó igual que yo, yo en un mundo, él en el suyo.

Ahora me doy cuenta, que allí entre el agua helada, entre las mareas que subían y bajaban, encontré una paz que desde ese dia me ha acompañado. Una paz que empezabas a conseguir cuando valorabas una playa con marea alta que se llevaba a todo el mundo que encontraba con ella, y la misma playa que arrasaba todo lo que uno lleva cuando el agua era cristalina y casi inexistente.