dijous, 24 de desembre de 2009

-6. Lo que no nos mata, nos hace más fuerte.



















Empecé el año vomitando y lo continué con Tiziano Ferro. No puedo decir que haya sido el mejor año de mi vida, simplemente ha sido un año de esos que están allí para rellenar, un año, que lo único que ha hecho ha sido hacerme fuerte.

Mil gracias a mi amor platónico numero 1ó2, no lo sé exactamente. Sin tí, no hubiera visto la luz seguramente. Gracias por enseñarme que
se salva solo quien sabe volar muy bien, y bueno, parece que con el tiempo uno aprende a volar y a aterrizar, o a volar a dos centímetros sobre la tierra, y eso, al fin y al cabo es más que suficiente.

Me encantó apender contigo que
La notte fonda e la luna piena , ci offrivano da dono solo l'atmosfera, porqué gracias a eso, entendí que muchas cosas están sobrevaloradas y aunque a veces Un po' mi manca l'aria che tirava o semplicemente la tua bianca schiena, estar sola está muy bien porqué ser libre es genial y a veces tenemos muchos conceptos sobrevalorados.

Aunque he de decir que la época de
Alfabeto degli amanti no estubo mal, ahora estoy en paz y mejor, o quizá no, pero me gusto ahora. Aunque ya no pueda decir Ti amo, a veces aún te hecho de menos, soy así de simpática.

El paseo por el desierto fue bonito, aunque ya no fue de mano de Tiziano, sinó de la canción número 83. Aunque en medio del desierto hubiera un perfecto Oasis que obviamente tube que destruir, claro, no podía estarme quieta, demasiado para mi.

Me jode tener un vacío durante algunos meses, y me jode no acordarme de muchas cosas que debería acordarme, no sé como he tenido tal facilidad para resetearme.

Ahora porfavor, dame un artista con un CD nuevo y canciones alegres.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada