dissabte, 5 de desembre de 2009

Las esposas se oxidaron.



















Entre libros, una caja. En la caja, las esposas. Oxidadas. Sin aire. ¿Cómo? ¿Gotas de sudor incrustadas?

Gané al monopoly.Gané dos morados en el pie. Perdí litros de agua. Perdí el sueño.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada