divendres, 9 de desembre de 2011

Aquello que intentamos poetizar para que suene como la música, como un puto susurro a las cinco de la mañana después de tres horas de sexo salvaje.

Esa extraña sensación que ya dabas por olvidada. Esa jodida sensación que te araña por dentro y te hace revivir por fuera. Aquello que te consume lentamente pero a la vez te saca una sonrisa. Una droga. Un algo que hace que se liberen sustancias en tu cerebro, y que hace que poco a poco necesites más para poder ser feliz. Para aparentar ser feliz.

dimarts, 15 de novembre de 2011

Lo bueno de crecer o no crecer, es que tu puedes pensar que lo has hecho y no tienes pruebas. Pero a veces hay días mágicos a la vez que aplastantes en que ves a alguien justo en el mismo sitio que tú un tiempo atrás y te da pena. Alguien que te hace ver que eso ya no va contigo, que eso ha quedado en otro lugar.

dissabte, 29 d’octubre de 2011



















Supongo que el mundo hoy en día funciona al revés. Al menos para mí.

dissabte, 22 d’octubre de 2011

En aquella época todavía era una yonki del amor (de su amor). O de lo que fuera eso, o esa (obsesión).

Ella corre tras el vendaval, se quitó la ropa, sueña con despertar,... y nunca más despertó, pero siguió en esa ciudad perdida, subterránea, esa ciudad de las cosas que habían dejado de existir, la ciudad de las paredes caídas, de las personas que habían desvanecido junto a su ya cadáver.

First breath after coma. Esa eterna melodía que es como un despertar infinito, el momento perfecto que nunca debería terminar, el momento junto después del éxtasis. La perfección que sentimos justo después de tomar una droga, de tomarla junto a ti.

dimecres, 19 d’octubre de 2011

Como siempre ya sabes de que voy a hablar: de como todo eso me corroe y me mata lentamente; de desapariciones; de espectros que van y vienen; de humos y vahos de colores.

Ese absurdo hedonismo que no te deja ver más allá de tu sombra. Ese absurdo nihilismo que no me deja ver más que un absurdo muro blanco transparente ( quizá gris).

El mar, la sal en nuestra piel, la miel en nuestros labios. Y tu extraña obsesión fuera de tu campo visual, del eje terrestre, de la órbita espacial, de eso que te hace tan especial.

Tan especialmente absurdo. Tan simple. Tan complejo.

divendres, 7 d’octubre de 2011

Íbamos a crear aquello que todo el mundo envidiaba. Que todos deseaban(amos). Te perdiste solo empezar. Te perdiste cuando ni si quiera había abierto la boca para mojar mis labio. Y con el tiempo fue demasiado tarde. Palabras tardías a media tarde que solo son anécdotas, que fluyen en el vaho de la mañana. Y ya..

dilluns, 20 de juny de 2011

Quiero una canción que describa exactamente lo que me pasa ahora y así hacer mi vida (aún) más simple. Quiero que me diga que el destino no existe y que te has de construir un futuro. Que me hago grande y eso exige muchas cosas. Que el amor existe y esta delante mio. Que es cuestión de decisiones y que todo será perfecto.

Quiero que me digas que no es una locura. Quiero más domingos y más tardes de casi-verano. Quiero inventar palabras e insultos. Romper tu piel. Hacer una revolución (nuestra revolución), y crecer con ella),que crezcamos con ella.

Si lo sé, no hay tierra para los soñadores.

divendres, 17 de juny de 2011

Es tiempo de frío. De silencios.

De horas sin hacer nada y de miradas perdidas. De mentes en blanco que lo dicen todo con un suspiro. Es tiempo de perderse y no encontrarse. De hacer todo eso que siempre habías querido hacer y nunca te habías atrevido.
Consuelo de tontos.

dilluns, 23 de maig de 2011

Te odio porque siempre sigues, siempre sigues, siempre sigues, siempre sigues ahí...

diumenge, 15 de maig de 2011




















Como si se tratara de una enfermedad o algo así. Hacía tiempo que no podía pasar un día sin que alguna nube pasara por su cabeza, para que alguna nube la hiciera desdoblar.

Ahora blanco, tirando a transparente. Ahora tan puro que no se puede ni tocar, como si se tratara de aire.

Ahora negro, tirando a una pared de plomo que nunca se podrá romper (que nunca dejaré romper).

Ahora te emocionas y vuelves a pensar que la elección es totalmente correcta, que la elección es universal y perfecta.

Gris. Rosa. Tirando a fucsia.

dilluns, 9 de maig de 2011

Y hablas para no irme,
Y bebes para no verme,
Y yo que callo y rio y bebo,
No doy tregua ni consuelo,
No es por maldad lo juro,
Es que me divierte el juego.


Subió el telón ( como tantas otras veces) y empecé a cerrar los ojos como empezaba a ser costumbre. Dolía ver todo ese espectáculo, todo es montaje en el que no sabía como participar ( en el que a veces me dejabas participar)

Pero aunque cerrara los ojos del todo, con todas mis fuerzas, no podía evitar sentirte allí, en algún lado, entre el viento, con tu voz, con tu calor. El telón ya estaba subido y faltaba hora y media para terminar la función, para que desataran las cuerdas que me amarraban al sillón.




















Maldita dulzura la nuestra.

dissabte, 23 d’abril de 2011



















Como con Ed, pero más agonizante, más real. Aunque a veces no tiene que ser real para que duela, a veces simplemente con un pensamiento basta para que haga daño. ¿Has sentido nunca dolor con algo que ni si quiera sabes si existe? Es extraño y te araña por dentro. Muchas veces intenta salir por los ojos, en forma de lágrimas,pero la mayoría de veces se queda allí dentro, consumiéndose.

diumenge, 17 d’abril de 2011



















Tan fácil y mecánico como respirar. Eso es. No hay nada mejor que dejarse llevar por eso a lo que llaman emociones y sensaciones.

dissabte, 2 d’abril de 2011
























Volvió a llegar la primavera, como cada año. Aunque no lo parezca no deja de ser una rutina, algo previsible. No es una rutina que se pueda romper, como cuando te lavas los dientes siempre a la misma hora. Es una rutina que solo se podría romper con el paso de muchísimos años, tantos que es prácticamente imposible que veamos ese cambio algún día visible.

El buen tiempo dicen que está bien. Pero bueno, si "al mal tiempo buena cara", ¿al buen tiempo que cara hay que poner? Típicas expresiones con el sentido justo para pasar el día, eso es.

Volvió a llegar la primavera, como cada año. Y eso sólo quería decir una cosa: faltaba poco para que llegara el verano.

dijous, 31 de març de 2011




















Una vez te dije que estaba cansada. Pero mentía. No lo estaba en absoluto. No me puedo cansar de ti, de tus manos, de tus labios, de tu sonrisa. De tu esencia.

Una vez me dijiste que ya bastaba, que habías tenido suficiente, que no me aguantabas más, que no me querías volver a ver. Y te creí, tonta de mí. Nunca has dicho la verdad, ¿por qué esa vez si la tenías que decir?

Una vez alguien me dijo que eso no iba a salir bien, que ésto no iba a salir bien. Ilusos.

dijous, 24 de març de 2011

Hay veces que aún quedándote sin nada decides ser gilipollas una vez más.

dilluns, 7 de març de 2011

Cuando hablamos de perder a alguien tenemos asumido que nunca más lo volveremos a ver, que desaparecerá y eso será todo. Quedará un recuerdo más o menos bonito, y cuando veamos cierta cosa que nos recuerde a ese alguien sonreiremos, o lloraremos.

¿Pero que pasa cuando ese alguien aparece? ¿Que pasa cuando tras asumir la perdida, un día aparece en forma de flash, sin saber porque? No nos han enseñado a dessuperar las perdidas, no nos han dicho como nos tenemos que sentir. Si tenemos que romper a reír o a llorar, si tenemos que abrirle las puertas de tu corazón para que un día, quizá se vuelvan a cerrar de golpe. Y piensas "seguro que se tendrán que volver a cerrar", así es la vida y así son los cambios.

dilluns, 28 de febrer de 2011

la compasión.

dimecres, 9 de febrer de 2011



















Ivy era una persona tan normal que eso la hacía especial. ¿Sabes ese tipo de persona a la que no puedes encasillarle una descripción simple? ¿Ese tipo de persona que es una persona normal, pero que tiene algo que la hace destacar del resto sin saber decir el qué? Pues así era ella. Una entre tantas. No tomaba drogas de ningún tipo, y con eso también quiero decir que ni fumaba ni bebía de vez en cuando. A simple vista no destacaba a la hora de vestir, aunque siempre llevaba los labios pintados de rojo (pero eso ya parecía formar parte de ella, la idea de que no llevara los labios rojos no era posible). Era delgada, no delgada tipo esqueleto, sino que era delgada de una manera agradable de ver, ese tipo de delgadez del que nadie puede decir que está demasiado delgada y en el que nadie se atrevería a decir que le sobran unos quilillos. Sus manos eran elegantes y prácticamente nunca llevaba las uñas pintadas, sus brazos eran largos a proporción de su cuerpo.

diumenge, 30 de gener de 2011















Bajo aquella sabana te protegías del mundo, de los fantasmas, de los ladrones y de los psicópatas que atacaban por la noche. Tenías montado un mundo que nunca se iba a derrumbar, que nunca iba a dejarte caer. Almenos no te iba a dejar caer más abajo de lo que ya habías caído.

Pero dejaste caer el muro, y empezaste a ser débil. Empezaba a entrar la luz por ese muro poco a poco invisible. Y dejaron de existir las sábanas para que te empezara a cubrir la piel. Los abrazos a media noche que te hacían sentir protegida a la vez que frágil.

dimecres, 19 de gener de 2011



















Entró por la derecha, como siempre, y me miro con indiferencia. Había pasado mucho tiempo desde que Nai era feliz. Algo había cambiado en él. Se acercó con la misma mirada y me dijo suavemente que yo sabía porque todo había sido así.

No os engañare y os diré la verdad. Evidentemente que sabia cual era el motivo. La primera vez que oí su nombre no había nadie más, eramos él y yo en el mundo. Y no sabía que hacer, no sabía que decirle para hacerle entender todo lo que pasaba. Y de golpe desapareció, y empecé a recorrer carreteras como si no hubiera nada más. Empecé a ver mundo porque era lo que siempre había soñado. Pero lo echaba de menos, echaba de menos la compañía después de tanto tiempo sin ver a nadie. Y un día de golpe y porrazo, sin saber porqué volvió a aparecer con esa mirada de indiferencia, como si realmente ya no existiera en este mundo.

-Solo tú sabes porque me he vuelto transparente.

diumenge, 16 de gener de 2011

Dime una cosa.





Cuando eran las cinco de la mañana me desperté, sin hacer ruido, y fui a la cocina. Me subí encima del taburete y abrí el armario de arriba, donde guardaba un paquete de cigarrillos que había sido abierto hacía mucho tiempo. Busqué un mechero y fracasé en el intento así que me vi obligada a encenderlo con el fuego de la cocina (me acordé del día que mi madre me convenció para no poner vitrocerámica ), inspiré hondo y deje que fluyeran las ideas. Salí al balcón, con mi batín blanco y sin zapatillas, me senté y creo que estuve allí durante dos horas, mirando el cielo, mirando donde terminaba el edificio de delante y empezaban las antenas de los demás. Cuando noté unas manos calientes en mi cara me asusté y a la vez sonreí. No me sentía incómoda, ya había aprendido a dominar ese tipo de situaciones. Leo me besó en la frente y con la mirada me hizo entrar otra vez. Nos sentamos en el sofá y me calentó los pies. Lo besé, como nunca había besado antes a nadie, con pasión, y con un intento de amor.

Creo que eran casi las ocho cuando mis ojos al fin cayeron, lo último que recuerdo son los rayos de sol que entraban por la ventana y el olor de Leo.

página 28, primer parágrafo.

diumenge, 2 de gener de 2011



















Ed.