dijous, 24 de març de 2011

Hay veces que aún quedándote sin nada decides ser gilipollas una vez más.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada