dimecres, 19 de gener de 2011



















Entró por la derecha, como siempre, y me miro con indiferencia. Había pasado mucho tiempo desde que Nai era feliz. Algo había cambiado en él. Se acercó con la misma mirada y me dijo suavemente que yo sabía porque todo había sido así.

No os engañare y os diré la verdad. Evidentemente que sabia cual era el motivo. La primera vez que oí su nombre no había nadie más, eramos él y yo en el mundo. Y no sabía que hacer, no sabía que decirle para hacerle entender todo lo que pasaba. Y de golpe desapareció, y empecé a recorrer carreteras como si no hubiera nada más. Empecé a ver mundo porque era lo que siempre había soñado. Pero lo echaba de menos, echaba de menos la compañía después de tanto tiempo sin ver a nadie. Y un día de golpe y porrazo, sin saber porqué volvió a aparecer con esa mirada de indiferencia, como si realmente ya no existiera en este mundo.

-Solo tú sabes porque me he vuelto transparente.

3 comentaris: