diumenge, 11 d’octubre de 2009
























Voy a contar la história de la felicidad. Iba en augmento sin saber porqué, de golpe bajaba, y sin saber porqué iba arriba otra vez, en un elevador hasta el infinito.

La sensación de felicidad en pequeñas dosis, como en bolsitas de té, no iba conmigo. Habia tomado felicidad a grandes cucharadas, no una, no dos, cientos de ellas.



1 comentari:

  1. estas tan genial (L)
    m'encanta veure't tan i tan feliç *-* ho contagies:D

    ResponElimina