dijous, 1 d’octubre de 2009




















El día de la despedida
de esta playa de mi vida
te hice una promesa:
volverte a ver así.



Recuerdo el dia de la despedida como algo extraño. No me dirigiste la palabra, aunque el mar era bonito. No quiero decir que era la playa de mi vida, pero es la playa que sale en mis sueños.

La verdad no recuerdo mucho de esa playa. Había un banco y rocas, también una via de tren y un paso subterráneo que te ayudaba a cruzar la calle. A parte de eso, solo recuerdo partes del pueblo.

Pero de vez en cuando, sin saber como ni porqué sueño en esa playa. ¿La playa de mi vida? Ni siquiera he pasado tres horas en esa playa, no puede ser la playa de mi vida. Pero sin embargo es la playa que me hace pensar, la playa que nunca me ha echo daño en mis sueños, la playa que me hace huir algunas noches sin reproches, sin miedo. Es un refugio, ¿por qué no decirlo?

Ese sueño siempre acaba igual, y no está tan mal, aunque sea cansado, y repetitivo, y el sueño en si sea una puta mierda. Pero me encanta el jodido significado, es la poca cordura que tengo en mi cabeza que se manifiesta, son las ganas de vivir, de luchar y de poder dar un paso adelante a lo que quiero, un paso a la libertad, un paso a todo aquello que un dia quise alcanzar, un paso a la verdad, y sobretodo un paso a todo aquello que quiero o he querido.

Y ahora que he acabado estas lineas, acabo de comprender porqué esta playa y no otra :)

1 comentari:

  1. ja mho pensava qe anava x gnt diferent, si no no quadrava gens!
    m'encanta aqest text..i m'agrada qe vegis aixi les coses:D

    ResponElimina