dimarts, 30 de juny de 2009















Hoy te quiero un poco menos que ayer. Es extraño, pero aunque deseara con toda mi alma que me hablaras, cuando lo has hecho te odiado. He deseado que ardieras en cualquier lado y no entraras más en mi vida. ¿Por qué ahora que te quiero despedir para siempre vuelves? Me gustaría saber por qué sigues con ese juego que tanto me gusta.


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada