dijous, 21 de maig de 2009

















Los pequeños detalles venian dados por los grandes que tanto odiaba. Las caricias en la espalda, provenian de la union de dos cuerpos, de esa gran fusión de energia, de esas cosas que luego tanto extrañas. Las grandes risas provenian de esas escasas imagenes en una serie de demasiados capítulos. Y de toda la playa, solo me quede con el detalle de ese grano de arena, de mis dedos evitando tocarla, de el Sol en el agua.. de esa sensación de tranquilidad.

Y cuando cae la noche, te preguntas ¿ si la energia se transforma, dónde están esas grandes fusiones?

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada