dimarts, 19 de maig de 2009















Creo que antes era un juego de dos, pero ahora me he quedado jugando sola. Y ha perdido la gracia, nos hemos quedado en diferentes etapas, y ahora ya nunca nos juntamos, no de la misma manera. Siempre soy yo quien entro cuando tu ya has terminado. Y no nos engañemos, llevo demasiado tiempo viviendo de la ilusión de poder terminar un puzzle el qual le faltan piezas, un puzzle que desde que lo empiezas sabes que no lo puedes terminar. Porqué simplemente cuando lo empezé, ya sabia que estaba así, pero no me importó, pero supongo que al estar a punto de terminar, siempre me pasó por la cabeza llamar a la tienda de piezas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada