dimarts, 12 d’octubre de 2010















No fui yo quien decidió que ese momento fuese casi perfecto, como tampoco fui yo quien decidió que aquel día en el mar me perdiera en un oasis. El mar, las nubes, yo, mi música.

Tu mundo apartado del mío. Sus mundos a mis pies. El aire que me eleva contra las fuerzas de la gravedad. El miedo a las distancias y a las alturas. A caer. A tener que levantarme.

Sueño cumplido. Sueño por olvidar. Sueño por repetir. Sueño con repetir. Sueño con que dure más, con que sea para siempre. Para una eternidad.


1 comentari:

  1. Dios que bonito, siempre es un placer leerte. Y he de decir que no debemos tener miedo a caer, porque por lo menos lo intentamos hacer bien, y si te caes, tú sola te sabes levantar, Un beso!:)

    ResponElimina