dijous, 27 d’agost de 2009












Es esa extraña sensación de querer arrancar a correr. Rábia, impoténcia, dolor y deseo. Anhelo del placer. Es el saber que no es correcto y el saber que te encanta. Es de cierta manera la perfección en momentos y el desespero entre dias.


Es la manera de hacer las cosas, las vueltas que dan la vida, las casualidades, las necesidades, los momentos vividos, los deseos y las proezas.


Son esos pequeños momentos que pasan desapercibidos y cambian el resto de tu vida, como un flash, rápidos, y a la vez concisos. Son unas manos, unos besos, una sonrisa. Todo eso lo constituye todo. Y a la vez nada, y a la vez te hacen perder en un abismo, como cuando ves unos ojos y sabes que de allí ya no podrás salir.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada