dimarts, 24 d’agost de 2010

Y susurrarte al oído un tequiero. Verte despertar al amanecer, cuando los primeros rayos de Sol pasan por las rendijas de las persianas.

Que llegue el invierno y nos despertemos en un pijama largo. Pasear bajo la lluvia, bajo la nieve.

Cuando baje el Sol, cuando suba. En el mar, con el agua cubriendo nuestros pies, nuestra piel.

Donde tu estés. Yo estaré.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada