diumenge, 27 de juny de 2010

Siempre me ha dado tranquilidad. Quiero decir, que no es una cosa de ahora, siempre me ha sucedido. Pero ahora, al contemplar la ciudad de noche, cuando está despierta y al contemplarla cuando aún duerme he visto su parte humana. Y me gusta.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada