dijous, 10 de juny de 2010

La no historia.















La verdad es que siempre vimos que lo nuestro era especial, nunca imaginé que sería especial de este modo, pero siempre supe que era especial. Es tan especial que como aquel que dice aún no lo he tocado. No es como la típica historia en la que todo va rápido, en la que las hormonas pueden por encima de todo, al contrario.

Es lento, quema, a veces duele, pero la mayoría del tiempo fluye. Si eres feliz, yo soy feliz. Pero los ratos son especiales, eso es. La gente nos imagina juntos, nos ve juntos. Y ni tu ni yo lo sabemos, ni tu ni yo lo sentimos. Ni tu ni yo imaginamos la felicidad que eso nos podría provocar.

Creo, que en este caso podríamos aplicar la frase de si tu saltas yo salto porque creo que si tu saltaras yo caería detrás y quizá si yo abriera la boca, tu me la callarías.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada