dissabte, 29 d’octubre de 2011



















Supongo que el mundo hoy en día funciona al revés. Al menos para mí.

dissabte, 22 d’octubre de 2011

En aquella época todavía era una yonki del amor (de su amor). O de lo que fuera eso, o esa (obsesión).

Ella corre tras el vendaval, se quitó la ropa, sueña con despertar,... y nunca más despertó, pero siguió en esa ciudad perdida, subterránea, esa ciudad de las cosas que habían dejado de existir, la ciudad de las paredes caídas, de las personas que habían desvanecido junto a su ya cadáver.

First breath after coma. Esa eterna melodía que es como un despertar infinito, el momento perfecto que nunca debería terminar, el momento junto después del éxtasis. La perfección que sentimos justo después de tomar una droga, de tomarla junto a ti.

dimecres, 19 d’octubre de 2011

Como siempre ya sabes de que voy a hablar: de como todo eso me corroe y me mata lentamente; de desapariciones; de espectros que van y vienen; de humos y vahos de colores.

Ese absurdo hedonismo que no te deja ver más allá de tu sombra. Ese absurdo nihilismo que no me deja ver más que un absurdo muro blanco transparente ( quizá gris).

El mar, la sal en nuestra piel, la miel en nuestros labios. Y tu extraña obsesión fuera de tu campo visual, del eje terrestre, de la órbita espacial, de eso que te hace tan especial.

Tan especialmente absurdo. Tan simple. Tan complejo.

divendres, 7 d’octubre de 2011

Íbamos a crear aquello que todo el mundo envidiaba. Que todos deseaban(amos). Te perdiste solo empezar. Te perdiste cuando ni si quiera había abierto la boca para mojar mis labio. Y con el tiempo fue demasiado tarde. Palabras tardías a media tarde que solo son anécdotas, que fluyen en el vaho de la mañana. Y ya..