diumenge, 21 de novembre de 2010

La rabia y las miradas. El odio y el deseo.

Ya es demasiado tarde, o eso creo. Eso creo creer. Eso quiero que crean. No es como decir "soy demasiado orgullosa para todo esto", es decir "hasta aqui he llegado", "no me van a pisar, nunca más".

Experimentar el odio, la nostalgia y la compasión. La rabia por no verte reflejada en un fantasma del pasado, en uno que te daba rabia. ¿Para qué? Para nada. El dolor no sirvió ni como excarmiento, ni como señal de lo que no se debe hacer. CAMPEONA. No hay otro nombre. ESTUPENDA.

No saber si podré volver a mirarte a la cara para jugar contigo. Un mundo que se desmonta. Pieza a pieza, trozo a trozo. Sin pegamento. ADELANTE.

1 comentari:

  1. Querida Ari
    transmites tan bien lo que sientes atravez de las palabras que es un deleite pasar y leerte.
    Si gustas venir a mi espacio eres bienvenida siempre.

    Buen inicio de mes.

    Saludo

    ResponElimina