dimarts, 9 de novembre de 2010

Apareciste...
























Desesperado escribías rápido, sin sentido, sin coherencia alguna. Pero esperando entenderlo todo al llegar al final. Ni más ni menos, al final. Y al final, estabas allí, tachando lineas sin sentido, palabras que no quedaban bien, letras que podían doler, que dolía reconocerlas. Como yo, ni más ni menos. Pensé que quizá al llegar a casa escribirías sobre el hecho de haber estado escribiendo y borrando, seguirías escribiendo sobre la persona a la que le querías dar eso y seguramente no tendrás valor de dar. Así de simple.

...y me robaste el corazón!

1 comentari:

  1. sigue escribiendo! repasa si lo cinsidears justo, pero no pares de escribir... el mundo te dará la razón algún día ;)

    ResponElimina