divendres, 14 de maig de 2010

200.

No sé si fueron las nubes, las piedras, los nervios, el baile, el diluvio, las olas aquello que me hizo decir no. No sé si fue el vodka, mi estado, el humo, o mi alta voz lo que me ha dejado sin voz. No sé.

El día más raro del mundo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada