dimecres, 28 d’abril de 2010

Ni tú, ni nadie va a condicionar lo que hago o lo que dejo de hacer. Hasta aquí hemos llegado, si a caso será al revés.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada