dimecres, 31 de març de 2010

El sol, la ciudad y el cielo.













El sol, la ciudad y el cielo. El recuerdo de unas calles interminables, la sensación de felicidad. Pensar " pellizcame, así veré que estoy viva".

Miles de libros con nombres inpronunciables, la sensación de no estar en tu habitat natural, eso es. Una extraña felicidad.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada