dimarts, 10 de març de 2009















Hoy, más que nunca, me he dado cuenta de que la felicidad no es absoluta, simplemente se encuentra en unos momentos concretos.

Me he dado cuenta, que alomejor lo que se conoze como amor no existe, pero quizá exista algo mucho más complejo que une un montón de casualidades que se llama destino. Me he emocionado al ver una persona sonreír de verdad, e ilusionarse después de mucho tiempo. Y he visto una persona de mediana edad con las mismas tonterías que yo con la mia. Me he dado cuenta que realmente la edad no importa, solo importan los sentimientos.

Y sobretodo me he dado cuenta que quiero seguir sonriendo mucho tiempo más, de forma indefinida.

Hoy he descubierto, que después de todo los niños pequeños no se me dan tan mal, me he dado cuenta que soy un ejemplo a seguir para unos niños que me rodean, y me he dado cuenta de que no los puedo defraudar, porquè aunque no lo parezca, todos los niños tienen un modelo a seguir.



te atreves?

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada