dilluns, 30 d’agost de 2010

























Iba a huir otra vez de mi ciudad favorita. Tampoco se puede decir huir, ya que quizá me quedaban ganas de volver. No sé hizo extraño, como tantas otras veces. Tampoco se hizo largo, como se hacen normalmente las despedidas. Pasó el momento, y ya está.

Me retiré con Where is my mind y la gente de mi alrededor parecía agradable. Tus dedos, que habían dejado cicatriz en alguna parte de mí. Mi cabeza que me recordaba tu voz. El aire que me decía que algo había cambiado.

dissabte, 28 d’agost de 2010

.























Cuando tus dedos rozaban mi piel mi cuerpo se estremecía, mis pelos se ponían de punta, mi cerebro quería más. No quería cerrar los ojos para poder guardar esos momentos conmigo para siempre (o para tener más recuerdos, quizá). Cerré los ojos y me sentí en paz.

Tu no respirar. Tu piel. Tu boca. Tus labios. Tu. Y esos momentos que no eran para nada fugaces.

dimarts, 24 d’agost de 2010

Y susurrarte al oído un tequiero. Verte despertar al amanecer, cuando los primeros rayos de Sol pasan por las rendijas de las persianas.

Que llegue el invierno y nos despertemos en un pijama largo. Pasear bajo la lluvia, bajo la nieve.

Cuando baje el Sol, cuando suba. En el mar, con el agua cubriendo nuestros pies, nuestra piel.

Donde tu estés. Yo estaré.

dilluns, 23 d’agost de 2010

Friday i'm in love.





Hoy es lunes. Y no es una obsesión (suerte). Doy gracias a quien sea por quitarme ese sentimiento inevitable que a veces tengo. Que pronto volverá a llegar.

Cogidos de la mano nos imaginaron. No era la primera vez que eso nos sucedía, pero si que era la primera vez que alguien trataba de juntarnos (de verdad). Me pregunté que pasaría si juntáramos nuestros labios en vez de nuestras cabezas, y no me gustó.

Deseé cambiar de compañero e inventar una noche distinta, una noche con un final más que feliz. Pero todo se desvaneció con las sombras a la mañana. Todo quedó atrás en una calle solitaria de mi ciudad favorita. Todo quedó atrapado en miligramos de alcohol en vena.


Ahora vamos a jugar otra vez al juego de chico conoce chica, chica conoce chico. Y vamos a intentar darle un final distinto.

dissabte, 21 d’agost de 2010

El joven que mandaba mensajes desde una habitación llena de corazones.

























El chico que mandaba mensajes desde una habitación llena de corazones me enamoró. No me enamoró hasta el punto de hacerme tener mariposas en el estómago, solo me enamoró para enternecerme eso que dicen que se llama alma.

No era un chico normal y corriente de esos que te puedes encontrar en un rincón, el chico estaba en la repisa de una ventana. No te enamoraba con palabras ya que no entendías su idioma. Era su modo de moverse mientras el alcohol le hacía efecto. Eran sus votaciones y su manera de reír.

El chico que mandaba mensajes desde una habitación llena de corazones me enamoró. Y desde ese instante veo la vida de otra manera.

diumenge, 15 d’agost de 2010


Regalame un millón y medio de sonrísas. También quiero me des besos al amanecer, con un poco de suerte irán acompañados de abrazos. Pero sobretodo quiero el millón y medio de sonrísas, quiero que me hagas reír y me hagas sentir feliz.

dijous, 12 d’agost de 2010

¿Has sufrido nunca esa sensación de que no puedes ser más feliz aunque realmente nada sea perfecto? Yo sí.

-Pide un deseo.- La chica piensa que deseo pedir mientras se da cuenta de que todo aquello que podría haber deseado ya no es deseable, ya no tiene gracia. La chica ve como ya todo es distinto, como los sueños han cambiado, como todo lo que ha de conseguir lo conseguirá. -Pero va, pide un deseo-. La chica intenta pensar rápido, como si su vida fuera en ello, como si por no pedirlo fuera a dejar de respirar.

-Ahora.

dimarts, 10 d’agost de 2010














I don't know why lately everything is changing, fast, line an hurricane. It's difficult to say "hey, look. It's that. If I have to tell you the truth, probably, i know that the problem is me, it's quite simple you can think but it's hard to admit it.

I've remembered when i was child. I've been remembering one of the first times I felt ashamed in front of a boy. It has been strange. I mean, I've never thought about it since now. You said "maybe one day", but now, i know it's too late.

dissabte, 7 d’agost de 2010

what would happen if someone told you that your ex-lover is dead?


As always i'm trying to fight this feeling. I don't know if it is a feeling because sometimes i just think that is a rutine, sometimes i think that it is the only way that i can feel something. It's strange to think about you. It's hard to say no, when something inside you wants to says yes. When something want to say - one more time, please-. It's hard to say goodbye (one more time).

dijous, 5 d’agost de 2010














No fue una de esas despedidas comunes. Hacía tiempo que habían dejado comunes, pero esa la disfruté como si fuera solo mía, como si fuera mágica. Pensé en pedir un deseo, pero ya hubiera sido pedir muchos deseos en una tarde. Así que simplemente decidí que ese momento sería especial.

No podía bajar la música porque no quería que la gracia se fuera, no quería hacer muchas de esas cosas que podrían calificar eso de imperfecto.

Pensé en la nieve, y pensé en como pudiera haber sido todo. Pensé en llamarte, pensé en tocar en tu puerta. Pensé que había sido tonta y también pensé que ese pensamiento lo tenía almenos una vez al mes. Pensé en tu voz, y en tu luz.

Mia culpa, again.

dimecres, 4 d’agost de 2010
























Un día me hablaron de lineas imaginarias que no quiero cruzar, de líneas imaginarias que no dejan que nadie entre en mi mundo. De líneas imaginarias que no sabía ni yo misma que estaban allí.

Ahora ya no son imaginarias, son amarillas, son como las señales de obras. Ahora son visibles a todos los ojos. Estoy pensando en ir con un manual de instrucciones, eso es.

dilluns, 2 d’agost de 2010

La marea me dejó la piel cuarteada, la miel en los labios, las piernas enterradas.














No hace falta que te escondas como siempre en ese falso disfraz, no hace falta que huyas y eches la culpa a los demás. -Mia culpa-.

No hace falta que idealizes esos momentos mágicos si cuando los tienes delante no los haces realidad, si cuando los tienes delante haces ver que no están ahí. No hace falta que inventes mascaras para esconder todo eso que ya es visible, para esconder todo eso que ya es imposible esconder.

Hoy la puta se viste de rey