divendres, 31 de juliol de 2009















Ayer al acostarme no podía dormir. Antes de ayer tampoco. Es extraño como cambiar la apariencia externa de tu vida haga que en parte cambies la interna. Ayer por la noche supe que quiería que alguien formara parte de mi vida, que alguien supiera la verdad, que alguien me escuchara y me dijiera que algo aunque fuera muy estúpido. Y hoy, sé que lloraré.

diumenge, 26 de juliol de 2009
















Final de la primera etapa. Una semana para finalizar la segunda etapa. ¿Y ahora que? ¿En una semana todo habrá cambiado?



dimecres, 22 de juliol de 2009
















Al entrar al agua, conocí el mar. Él me tenía en sus brazos, yo estaba sobre su mojado hombro, y con mucho miedo, lo miré a los ojos, y sin darme cuenta estaba conociendo el mar.

No era azul, no verde, ni marrón. Lo veía de color rojo, amarillo, rosa, lila, blanco, negro, naranja, era una explosión de colores. Y me pregunté: ¿Y por qué no? Al fin y al cabo el agua es transparente, todo depende de lo que le pongas debajo.

El día terminó, y cada vez que voy a la playa, intento volver a buscar el mar. No el mar como se puede observar desde la arena, no el mar que puedo estar viendo ahora desde mi balcón, sino el mar que me dio esa explosión extraña de adrenalina y felizidad.

dimarts, 21 de juliol de 2009

Todo seguía igual, al fin y al cabo, no estaba a tantos metros de donde todo empezó.

dimarts, 14 de juliol de 2009




















No es que la idea no me gustara, es que había decidido avanzar. Tenía que buscar un plan, quizá encontrar un atajo, o esta vez ir por el camino lento y pasar por miles de aventuras. No es que lo viejo no me gustara, pero había averiguado que con lo nuevo todo podia ser mucho mejor, como cuando de golpe descubres un helado con un gusto nuevo y no puedes parar de comerlo.

Era adicta a los pequeños placeres, odiaba el chocolate, odiaba las aceitunas, tenía un monton de manías. Y todo eso aún no ha cambiado. Pero por otra parte ahora disfruto con las tormentas, me gusta sentir el agua en mi faz y las gotas caíendo por el interior de mi jersei.

Salí a la terraza, y tansolo encontré una tormenta sin agua. Sólo rayos y truenos. No era extraño, aunque pudiera decir que sí. Era un fenomeno extraño de la naturaleza. Empezaron a caer gotas de la nada, sentí miedo, solo era questión del azar quedar fulminada con un rayo de luz divino, decidí entrar, volver a la monotonia, pero ahora con la luz y la televisión apagadas. Demasiadas cosas a explicar en un espacio muy pequeño y con unas capacidades limitadas. No podia parar de ver como la luz se veía reflejada en mi armario, como veía destellos en mis dedos y como de golpe nada era oscuro, todo lo veía claro.


Estirada en la cama, tocandome suavemente la barriga, todo era distinto. Había tranquilidad y angústia, amor y odio, deseo y paz. Y lo mejor de todo es que no podia decir que amara a nadie.

dilluns, 13 de juliol de 2009
















Era una sensación extraña, más que de costumbre. El cielo era perfectamente negro, solo había pequeñas esferas de luz en él. Miento. A la izquierda del mar, se levantaba media esfera, de un color amarillo que parecía estar perdida entre la múltitud de gente que tenía delante.

Empezaron los destellos de luz en el aire, era increíble, entre ruido y ruido no podía parar de pensar en millones de cosas, en todo lo que había pensado la noche anterior, en mi lucha constante entre ola y ola de decir una qualidad buena y una mala y así poder, al fin, olvidarlo. Sigo diciendo que era extraño, porqué ya ni siquiera lo extrañaba, no queria que me abrazara, ni oir su voz.

En esos momentos me sentí estúpida. Supongo que fue el sueño de otra noche de verano, pero no queria acabar la noche sin besarlo. Las últimas horas habían sido alucinantes, en mucho tiempo no me había cansado tanto, no había reído tanto, y ¿por qué no decirlo? en mucho tiempo no había experimentado tan poco tedio como en esos momentos. Era como volver a ser una niña pequeña; jugar en la arena, saltar las olas, comer un helado, soñar despierta, jugar a inventarse un mundo, descubrir cosas nuevas que poco a poco te hacen sentir mejor.

Y no lo besé. Y no puedo decir que no me arrepienta. Aunque tampoco puedo decir que me arrepienta. Simplemente me gustaba la idea de imaginar un futuro próximo, aunque por el momento no lejano a su lado.

Recuerdo que mientras él iba subiendo, al verle la espalda soñaba con la idea de quizá tocarlo, o abrazarlo. Pensaba que no podía pensar eso, porqué no era para mi, no podía ser para mí, porqué no me merecía a una persona así.



¿Y lo más extraño? Lo más extraño fue sonreír con la brisa en la cara, sonreír mientras le olía la espalda e intentaba agarrarme para no caer nunca. Para que todo eso no fuera solo un sueño de una noche de verano.

dimarts, 7 de juliol de 2009




















Te questionas por qué tienes ganas de escribir y es la tercera vez que empiezas estas lineas. Sabes que tu dia de hoy, no ha sido ni mucho menos el mejor que has tenido en mucho tiempo, sino al contrario. Es como si el mundo hoy se hubiera puesto de acuerdo en mostrarme su parte mala, como si la humanidad solo quisiera demostrar que ha nacido para hacer daño.


Supongo que la parte mala de ir adelantada, esque llega un momento en el que todo el mundo se va acoplando y vives miles de momentos únicos para los demás que para ti ya no significan practicamente nada. Momentos que te encantaría volver a pasar, por primera vez con otra persona. Mentiría si dijiera que no me gustaria coleccionar primeras veces de todo, primeros besos, primeras caricias, primeras miradas...

Hoy el mundo me ha dado asco. Me ha repugnado parte de mi pasado, me he alegrado de una forma infinita de que mi primera vez no fuera con él, porqué ahora aún me sentiria más sucia de lo que me siento. Me han dado asco sus caricias, me ha dado asco el hecho de que haya estado en mi habitación una persona así de repugnante. Y es penoso. Es penoso que existan "personas" como él, es practicamente imposible que una persona pueda ser tan repugnante, rasrtera, manipuladora y REPULSIVA. Creo que nunca una persona me ha dado tanta rábia como él. ¿Y sabes que te digo pequeño cabronazo? Que ojalá leas esto. ¿Porque sabes que? Un día me dijiste que nunca tendría una amistad como la que tenías tu con tu mejor amigo. Pues aún gracias, porque yo a mis amigos les permito ser felizes, y si un dia termina la amistad no intento joderles la vida. Felicidades, has hecho que hoy el mundo me de ASCO, felicidades has sacado lo peor de mi. ¿Nunca te habían felicitado tantas veces seguidas no? Evidentemente, porqué no te merezes que te feliciten ni para lo malo, felicidades es una palabra que te queda demasiado grande.

Solo espero, que a partir de ahora empiezes a escojer bien, empiezes a no ir jodiendo a la gente, solo porque no te hagan caso. Espero que dejes de decirle a la gente que son unos niñatos inmaduros, cuando el único niñato inmaduro eres tú, cuando de momento el único que ha demostrado que no sabe que hacer con su vida eres tú, que eres el único subnormal que continua intentando manipular a la gente para que vayan a tu lado, porqué en el fondo sabes que estás solo, y para tener a la gente a tu lado, aunque sea de la forma más superficial necesitas utilizar esa manera patética de llamar la atención.


Me gustaría poder desearte que te fuera todo mal, pero con que hagas una vida lejos a muchas personas de las que tienes ahora cerca me conformaria, con que dejes a la gente ser feliz y hacer SU vida, a su medida, sin manipulaciones, te podria llegar a considerar una persona.


divendres, 3 de juliol de 2009

















Ayer, cuando cojí la bicileta fue todo muy extraño. Cuando pasé por delante del refugio vi que había un señor extraño, y me cayó una lágrima, que fue la que hizo que no cayeran más, supe que seria la última lágrima, aunque a la vez casi era la primera.


Y empezé a sonreir. Y así sigo.